CIUDAD DE MÉXICO — La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desistió del amparo que había impuesto contra un grupo de reglas que impulsan la instalación de sistemas fotovoltaicos en hogares y pequeñas y medianas empresas.

“Los motivos concretos los desconocemos. Pero la Comisión ha decidido que lo mejor para el sector era retirar la demanda de amparo”, dijo el secretario general de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), Héctor Hernández.

La CFE no respondió de inmediato el viernes pasado a una solicitud de información para hablar del tema.

La eléctrica nacional se había amparado contra algunas partes de la regulación emitida por la CRE desde 2017, y que abren la puerta a nuevas formas de instalar paneles solares para la generación de electricidad a pequeña escala.

Lee también: El sector fotovoltaico acusa a la CFE de frenar la inversión

La regulación permite ahora que los hogares o empresas puedan recibir un pago por parte de la CFE en caso de generar más energía de la que necesitan, y que esta electricidad se inyecte a la red de la Comisión, con el fin de que pueda servir para otros usuarios.

La CFE argumentaba que las fórmulas propuestas para realizar el pago le eran desfavorablen, porque no reflejan sus costos reales de generación en cada región, explicó Hernández.

Este sector espera que se disparen nuevos proyectos gracias al desestimiento del amparo, porque la regulación resulta atractiva para usuarios y pymes, lo que abre un nuevo mercado en México.

“Aún con el amparo había un 100% de crecimiento de la generación distribuida, pero con este desestimiento creemos que podemos crecer al 200%”, dijo el representante de ANES, una asociación especializada en este tipo de sistemas para la generación distribuida fotovoltaica.

La instalación de estos esquemas puede llegar a los 100,000 paneles al final del año gracias a esta acción de la eléctrica nacional, frente a los 60,000 que se pusieron el año pasado.